Aumento de las quejas relacionadas con las mudanzas.

La Unión de Consumidores recomienda firmar un contrato por escrito y hacer un inventario.

La Unión de Consumidores de la Comunidad Valenciana ha detectado un incremento de las consultas y reclamaciones relacionadas con la contratación de servicios de mudanzas. Las principales incidencias están relacionadas con daños en los muebles, retrasos en la prestación del servicio, roturas o pérdida de objetos. A efecto de evitar estos conflictos es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • – Planificar con tiempo la mudanza y comparar diversas ofertas solicitando presupuesto previo y por escrito.
  • – A la hora de elegir empresa de mudanza no fijarse solo en el precio, hay que tener en cuenta la calidad y condiciones del servicio ofertado, y consulta las opiniones y comentarios de otros usuarios que hayan utilizado el servicio.
  • – Una vez se haya decidido por la empresa que se utilizará para la mudanza, exija siempre un contrato por escrito y detallado en el cual tiene que aparecer entre otras cuestiones un inventario de los bienes y objetos a transportar, fecha, hora y lugar de recogida de las mercancías, dirección del destino y detalles de los servicios contratados.
  • – En este sentido, es conveniente concretar por escrito si la empresa se encarga del embalaje de los objetos, o si por contra lo tiene que hacer el propio usuario. Si la empresa es la encargada del embalaje del contenido de los muebles, hay que tener en cuenta la posibilidad que la empresa realice esta operación el día previo a la mudanza.
  • – La empresa de mudanzas tiene que hacerse cargo de los daños que cause y conviene que tenga un seguro de responsabilidad civil en vigor.
  • – En cualquier caso, siempre es aconsejable realizar fotografías del estado de los bienes a transportar, y supervisar los trabajos de mudanza, tanto de las actividades de carga en el lugar de partida, como las de descarga en el lugar de destino, así como las labores de embalaje, desembalaje etc. No obstante, hay que valorar la opción de trasladar personalmente los objetos muy frágiles o de gran valor, así como los de carácter más personal o sentimental.
  • – Una vez se haya finalizado con la mudanza, se tiene que comprobar el estado de los bienes transportados y exigir una factura del servicio recibido. Nunca pagar por adelantado, sino cuando la mudanza haya finalizado. Y en el caso que la empresa exija un pago de señal, asegurarse que esta circunstancia queda reflejada en el contrato.
  • – Comunicar por escrito a la empresa cualquier incidencia, ya que, en caso de reclamación posterior, es imprescindible que el reclamante acredite que ya había comunicado de manera inmediata los desperfectos e incumplimientos de los servicios contratados.

Finalmente, Vicente Inglada, Secretario general de la Unión de Consumidores recuerda que, si después de la comunicación de las incidencias no hay una respuesta satisfactoria, se puede iniciar los trámites de reclamación solicitando las hojas de reclamación y/o acudiendo al servicio de información al consumidor de su municipio o a la asociación de consumidores para poder asesorarse y tramitar la correspondiente reclamación.