El Gobierno aprobará normas de calidad y etiquetado para el aceite de oliva

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha presentado la ‘hoja de ruta’ para el sector del aceite de oliva, que consta de 10 medidas relativas a la regulación de la oferta, la calidad y trazabilidad, a la promoción y a la futura Política Agrícola Común (PAC), para garantizar el presente y el futuro de un sector del que España es líder mundial.

Así, Planas aboga por mejorar la calidad y la trazabilidad del aceite de oliva. De esta forma, tiene previsto presentar un decreto para regular la calidad del aceite de oliva, que ya se encuentra en periodo de tramitación. «Nos vamos a comprometer desde el Ministerio a establecer un seguimiento telemático de todos los depósitos y movimientos del aceite de oliva», ha avanzado.

En esta línea, Planas ha planteado una nueva norma de etiquetado para el aceite de oliva que diferencie el virgen extra a través de sistemas de producción ligados al olivar tradicional. «Es importante desde el punto de vista del etiquetado regular de forma diferenciada el producto del aceite de oliva tradicional del olivar intensivo y superintensivo», ha indicado.

Hoja de ruta

Respecto a la regulación voluntaria de la oferta, Planas ha abordado con el sector la posibilidad de que Cooperativas Agroalimentarias de España puedan almacenar temporalmente hasta un 10% el volumen de una campaña cuando las disponibilidades sean muy elevadas, lo que rendundaría en la estabilidad de precios.

Entre las medidas también figura la norma de comercialización para regular la producción de aceite de oliva, que permitiría inmovilizar parte del aceite producido durante un periodo determinado, así como una norma de calidad para fomentar la cosecha temprana que dará productos de «mayor calidad».

«Estas tres medidas podrían entrar en vigor de una forma pronta y de cara a la próxima campaña de aceite de oliva que empieza en cuatro meses», ha subrayado en rueda de prensa.

Aranceles de Trump

En las medidas presentadas, las acciones de promoción contarán con un importante protagonismo para el sector tanto a nivel internacional como en el nacional, donde el consumo en los hogares españoles se ha estancado. Así, se aumentará la dotación presupuestaria para realizar campañas sobre todo en la UE y en mercados terceros como China, donde ve «mucho potencial» de crecimiento, Japón y otros mercados asiáticos.

Planas ha destacado la importancia en América del mercado brasileño y de seguir en Estados Unidos, que es un «mercado estrella y espejo» a pesar de que actualmente la Administración de Donald Trump haya impuesto aranceles al aceite de oliva español.

Respecto a estos aranceles, el titular de Agricultura se ha mostrado pesimista sobre las negociaciones que se están manteniendo desde Europa con Estados Unidos. «Hemos perdido cuota de mercado de aceite envasado allí, pero esperamos recuperarlo. De aquí al 3 de noviembre no creo que tengamos noticias positivas en las negociaciones», ha señalado.

Volumen y precio

Por otro lado y respecto a las medidas que van vinculadas a la PAC, Planas ha destacado la necesidad de apoyar las externalidades positivas del olivar tradicional, el desarrollar un programa específico de apoyo al sector en la futura PAC, como el que ya hay para el sector del vino, incrementar la superficie del olivar ecológico en 2030, hasta llegar a triplicarlo, y apoyar la reestructuración del olivar tradicional para reducir los costes de producción.

El titular de Agricultura ha abordado esta semana la crítica situación del olivar español con distintos representantes de la cadena de valor del aceite de oliva y la aceituna de mesa, con los que ha analizado de manera conjunta una serie de iniciativas orientadas a paliar la situación de crisis que vive este sector, salvo con representantes de la distribución. «No descarto hacerlo, pero creía que en este momento me tenía que concentrar con los actores con los que me he reunido», ha explicado.

«No creo que el mundo esté dividido en buenos y malos, cada uno juega un papel. Lo que tenemos que evitar es ese tobogán entre volúmenes y precios, la estabilidad que puede provocar las medidas de regulación y autorregulación me parece positiva», ha señalado Planas.