EL MERCADO DE SEGUNDA MANO NO SE PARA

Un 50% de los españoles afirma que hoy existe una mayor conciencia sobre la sostenibilidad que antes de la pandemia.

Según el estudio «La Red del Cambio: nuevas formas de consumir, vivir y liderar el desarrollo sostenible», realizado por Wallapop en colaboración con Ipsos, la población española han incorporado hábitos sostenibles a sus rutinas diarias a raíz de la pandemia y apuestan cada vez más por un consumo responsable y una economía circular: uno de cada cinco afirma que gastará más en productos de segunda mano que en artículos nuevos en los próximos cinco años.

El estudio muestra que el mercado de productos reutilizados se encuentra “al alza y a un ritmo creciente desprendido de la pandemia”, y ha generado un “cambio significativo”, puesto que ha arraigado entre la población conductas como el ahorro, evitar gastos innecesarios, el consumo de proximidad, la reducción de residuos o el reciclaje, y no se prevé un cambio a corto plazo.

En este contexto, el mercado de segunda mano se ha visto reforzado. El estudio revela un incremento significativo respecto a 2020 entre aquellos que declaran haber comprado bienes de segunda mano en el último año: uno de cada tres españoles compra más productos de este tipo ahora que antes de la pandemia. En paralelo, la pandemia ha frenado el consumismo en favor del consumo responsable, en el 66% de los encuestados.

Por otro lado, dos de cada tres consumidores valoran muy positivamente su contribución a la sostenibilidad del planeta, los precios más accesibles y la gran variedad de oferta disponible. De entre aquellos que ya compran y venden segunda mano, el 57% admite que dar una segunda vida a sus objetivos se los proporciona bienestar. De estos, un 55% atribuye este sentimiento positivo al hecho que los permite colaborar con la sostenibilidad del planeta, un 52% valora que se los suponga una fuente de ingresos extra y un 41% siente que ayuda a otras personas.

En todo caso, al plantear quién tiene la responsabilidad de cuidar el planeta, los encuestados consideran que “los individuos son los principales responsables” con un 73%, a pesar de que “exigen que instituciones y empresas lideren el cambio”.