El teletrabajo compite con el ocio por el acceso a internet

El estado de alarma ha aumentado el tráfico de internet un 26% esta semana y un 37% el de voz en las redes de Movistar, mientras que en Vodafone el alza fue del 40% en la banda ancha fija y de un 36% en voz y datos móviles. El tráfico se dispara y ha cambiado de sitio: ha pasado de las redes corporativas, de alta capacidad, a las residenciales, conforme más empresas han aplicado el teletrabajo.

La Comisión Europea ha pedido esta semana a los grandes proveedores de vídeo, Netflix YouTube, bajar la calidad de sus emisiones para dejar espacio en internet para el teletrabajo y las infraestructuras esenciales. En España las redes han aguantado bien, porque están entre las mejores de Europa, con cobertura de fibra para el 77% de la población y de móvil 4G para el 99%. Suiza, donde la fibra sólo cubre el 8% de las viviendas, anunció que estudiaba cortar el tráfico de estas dos empresas, para evitar el colapso de la red.

Con todo, esta semana algunos servicios han tenido ralentización o cortes, “en la mayoría de ocasiones por sobrecarga de sus equipos más que por problemas de la propia infraestructura de telecomunicaciones”, señala José Antonio Morán, director del máster de Ingeniería de telecomunicación de la UOC.

En el caso del teletrabajo, el principal cuello de botella han sido las VPN (red privada virtual): las conexiones se han doblado en los últimos días. Según datos de la empresa Alhambra IT, esta semana sus clientes han triplicado la demanda de VPN; el negocio de extensiones de centralita virtual les ha crecido un 20% y el de recursos cloud un 15%. Las empresas piden también líneas de fibra para sus empleados clave, soluciones de escritorio remoto y centralitas virtuales , además de portátiles, móviles y software para que todos sus empleados puedan ponerse a trabajar desde casa, de un día para otro. “La mayoría de las empresas permitían teletrabajar un día a la semana, por lo que sólo tenían la red dimensionada para un 20% de su plantilla y ahora han de ser el 100%”, recuerda un profesional del sector.

“Los profesionales del sector tecnológico estamos teletrabajando desde casa, en más de un 90%, y con un pico de actividad para atender a nuestros clientes”, señaló Joan Ramón Barrera, presidente de CTecno y director de negocio de Seidor. “En un gran número de casos las empresas requieren servicios virtuales, de manera que se pueden activar online, aunque en un pequeño porcentaje de casos también hacen falta técnicos que configuren equipos o hagan conexiones in situ”, reconoce.

Otro de los sectores que han disparado su actividad es el de la ciberseguridad. “Cuando el tráfico a los servidores de la empresa no viene desde su propia red los riesgos son mucho mayores”, reconoce Barrera. Según Alhambra IT, han aumentado amenazas como el phishing , adjuntos y enlaces maliciosos, spam… “La inexperiencia de los nuevos usuarios sobre el teletrabajo seguro hace que la situación sea poco alentadora para las compañías”, reconoció.