Jóvenes e hipotecas: Qué ayudas hay actualmente

Comprar una vivienda es el sueño de muchos jóvenes españoles, especialmente ahora que los alquileres, sobre todo en las grandes ciudades, son tan altos.

Sin embargo, contratar una hipoteca siendo joven puede ser complicado: los bancos piden tener una buena situación económica y un volumen importante de ahorros, unos requisitos que no siempre son fáciles de reunir.

Ahora bien, desde el comparador bancario HelpMyCash.com afirman que los clientes jóvenes cuentan con varias ventajas y ayudas, ofrecidas tanto por entidades financieras como por administraciones públicas, que pueden aprovechar para aumentar sus probabilidades de obtener financiación y para rebajar el precio de la adquisición.

El gran impedimento de muchos jóvenes que quieren adquirir una vivienda es la falta de ahorros. Los bancos, por norma general, financian un máximo del 80% de la compra, por lo que es necesario pagar el 20% restante más un 10% adicional para cubrir los gastos asociados (impuestos, honorarios del notario y el registrador…).

Ahorrar esas cantidades es complicado para muchos menores de 35 años, pues pese a poder contar con un buen trabajo, aún no han tenido tiempo para reunir esas sumas. Para resolver ese problema, hay bancos dispuestos a cubrirles más del 80% de la compra si se dan ciertas circunstancias: si trabaja en un sector puntero, si cobra un salario elevado, si pueden aportar garantías adicionales como avales… Por ello, desde HelpMyCash aconsejan acudir a varias entidades y preguntar si podrían prestar hasta el 90%, el 95% o hasta el 100% del coste de la vivienda.

Una de esas entidades es Banco Santander, que ha anunciado el lanzamiento de un programa piloto con el que pretende conceder 1.000 hipotecas para financiar hasta el 95% de la compra. Estos préstamos están restringidos a los menores de 35 años que puedan aportar un aval personal (de los padres, por ejemplo), que se extinguirá cuando transcurran cinco años desde la firma de la escritura.

Ya se financie más o menos del 80% de la compra, es imprescindible reunir una serie de requisitos para que el banco apruebe la solicitud. Aunque cada entidad establece sus baremos, normalmente es necesario contar con una situación laboral estable (contrato indefinido, cierta antigüedad), un sueldo suficiente para pagar las cuotas y pocas o ninguna deuda pendiente.

Aunque sean una minoría, desde HelpMyCash destacan que hay bancos que aplican un interés más bajo a los jóvenes que contraten una de sus hipotecas: Kutxabank y Cajasur (desde Euribor más 0,64% por domiciliar ingresos, contratar un seguro de hogar y aportar 2.000 euros al año a uno de sus planes de pensiones) o Cajasiete (desde Euribor más 0,95% a cambio de domiciliar nómina y recibos, firmar sus seguros de hogar y vida, tener tarjeta de crédito y ser socio de la entidad).

No obstante, es aconsejable comparar estas ofertas con las de otras entidades para ver quién daría un préstamo hipotecario más barato, teniendo en cuenta tanto el interés como los otros posibles gastos (comisiones, productos adicionales…).