La luz baja más de un 6% en lo que va de marzo

El recibo de la electricidad de un consumidor medio se sitúa en los 49,21 euros a pocos días de que termine el mes de marzo, lo que supone una bajada diaria de alrededor del 6,5% con respecto al mes de febrero, cuando alcanzaba 52,71 euros.

Según el simulador de la factura de la electricidad de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), con respecto a marzo de 2019 el recibo también experimenta una caída, en este caso del 15,5%.

Estos descensos se producen tras la rebaja de los peajes aplicada por la CNMC desde el 1 de enero de 2020, que tiene un impacto a la baja que ronda el 1,5% del recibo.

Además, también se ven afectados por la caída del consumo que se viene produciendo desde la declaración del estado de alarma y por el hecho de que ha aumentado el porcentaje de la electricidad producida con energías renovables.

En términos mensuales el recibo vuelve a bajar en marzo, tras hacerlo en febrero, tras subir en enero más de un 5%. Antes, había bajado en diciembre y noviembre y subido en octubre.

En cuanto a la evolución del coste de la electricidad con respecto al año pasado, con marzo a la baja son ya once meses de descensos tras subir en abril y marzo de 2019.

Dicha evolución del precio de la luz se corresponde con la factura de un consumidor medio con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (kWh).

Estas oscilaciones en el precio de la electricidad se producen básicamente por las variaciones en el coste de producción, que se incrementa cuando hay poca aportación de fuentes de generación renovable como el agua y el viento y mucha de fuentes fósiles más caras, especialmente el gas o el carbón. También se ven afectados por otros factores como el precio del petróleo.