La Unión de Consumidores solicita reunirse con CaixaBank

La Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana, ante el anuncio del cierre de oficinas por parte de CaixaBank, debido a la absorción de Bankia, ha solicitado una entrevista con el presidente de CaixaBank con el fin de establecer cauces de comunicación y colaboración encaminadas a mejorar la seguridad y prestación de los servicios financieros y bancarios a las personas consumidoras y usuarias.

En los últimos años, la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana ha detectado un incremento de las reclamaciones de las personas consumidoras y usuarias relacionadas con las entidades bancarias, especialmente tras las crisis económicas provocando una situación de mayor vulnerabilidad a las personas consumidoras.
Por lo tanto, la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana considera que la reducción drástica de oficinas y sucursales por parte de CaixaBank agravará la situación ya delicada en localidades y territorios con escasez de servicios. Y esto unido a la reducción de empleados, provocará la disminución en la calidad de la atención presencial de las personas mayores, que mayoritariamente no están habituadas a la utilización de servicios a distancia, y cuya brecha digital puede provocar graves disfunciones e incidencias en gran parte de las personas consumidoras.

En este sentido, la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana considera esencial contar con la colaboración de CaixaBank para fomentar no sólo la educación financiera, sino conocer y proponer soluciones a los planes de reestructuración de su entidad tras la absorción de Bankia y las posibles consecuencias que se deriven, en concreto, la modificación de los servicios que se prestan a las personas consumidoras y usuarias, y la posible reducción de oficinas y sucursales y cómo afectan a las personas más vulnerables.