La Unión Europea pone fin al uso de “bots” para la compra desleal de entradas
El nuevo año comienza con un anuncio que tendrá consecuencias positivas para los derechos de los consumidores. La Unión Europea ha dado un gran paso adelante en la regulación de la industria de entradas para espectáculos en todos sus estados miembros y, en ese sentido, ha procedido a modificar la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, incluyendo en la misma la prohibición del uso de softwares automatizados, los llamados “bots”, utilizados para evadir injustamente los límites de compra de entradas establecidos o para saltarse las colas electrónicas y que proporcionan una ventaja desleal sobre el consumidor medio.
Llevamos mucho tiempo criticando esta práctica y, por tanto, no podemos sino aplaudir que las instituciones comunitarias hayan adoptado esta medida, que sitúa a los fans en primera línea y que restringe una práctica que perjudica la imagen de la industria en su conjunto. Esta limitación asegura un entorno en el que los consumidores puedan obtener entradas para los eventos más demandados de manera más justa y en idénticas condiciones.
Un mercado de entradas seguro, transparente y competitivo es lo mejor para los fans. Creemos que la transparencia debe de ser universal y aplicar a todos los miembros de la industria. Los emisores de entradas, los artistas, las ligas, los promotores y revendedores deben, por igual, proporcionar a los consumidores toda la información necesaria para tomar decisiones de compra informadas, incluida la cantidad de entradas que están realmente disponibles para la venta al público en general.
La transferibilidad de las entradas es fundamental para crear un mercado competitivo y proteger a los consumidores cuando ya no pueden utilizar las entradas que han adquirido, a menudo, con meses de antelación. Esto crea mayor variedad en el mercado de entradas, permitiendo a los consumidores comprar y vender las entradas que han comprado legítimamente en las plataformas que les ofrecen el mejor servicio, tarifas y protección al consumidor.
Hoy los consumidores tienen mayores posibilidades de acceder a la cultura y al deporte que antes de que existieran canales online de reventa con garantías de protección al consumidor. Cada vez más fans cruzan fronteras o se desplazan para asistir a los eventos que cambiarán sus vidas: en 2019, el 65% de las compras realizadas en StubHub para eventos deportivos o musicales en España procede de fans extranjeros, que se gastaron una media de 430€ en nuestro país entre alojamiento, transporte, hostelería y otros sectores.
Una regulación que promueve una industria de entradas segura, transparente y competitiva es siempre bienvenida y apoyada por parte de StubHub. Al prohibir el uso de bots para comprar entradas de manera desleal, la nueva Directiva para consumidores de la UE da un gran paso en la promoción de un mercado justo y seguro para los fans.