Recomendaciones para ir a hacer la compra de alimentos

Medidas de contención de la transmisión de COVID-19
En el marco de las medidas de contención de la transmisión de COVID-19, la recomendación para la ciudadanía es continuar siguiendo las normas habituales de seguridad alimentaría y las normas de prevención que vayan facilitando las autoridades competentes para contener la propagación del virus.
Así mismo, facilitamos las siguientes recomendaciones para ir a hacer la compra de alimentos:
• Evitad salir si tenéis síntomas respiratorios o fiebre. En estos casos pedid ayuda a alguien para que os haga la compra y evitáis cualquier contacto.
• Solo tiene que salir una persona. En lo posible las personas más vulnerables tienen que quedarse en casa.
• Salid a hacer la compra solo cuando sea necesario y planificadla para reducir al mínimo el número de visitas a establecimientos de venta de alimentos.
• Llevad a mano un desinfectante alcohólico para las manos y usadlo a menudo.
• Preferentemente, llevad vuestra propia bolsa o carrete de la compra y desinfectáis con frecuencia los lugares de contacto con las manos con la misma solución alcohólica de desinfección de manos.
• Si cogéis carros o cestas del supermercado desinfectáis la zona de contacto con las manos con solución alcohólica.
• Usad guantes de un solo uso para coger los alimentos.
• Tocad el mínimo posible los alimentos aunque estén envasados. Estad seguros de que os queréis llevar el producto antes de cogerlo. No lo volváis a dejar después de haberlo tocado.
• Tened en cuenta todo aquello que tocáis, como manecillas de puertas y expositores, pantallas, teclados para el pago, botones de los ascensores, dinero, etc. Desinfectaos las manos con solución alcohólica cada vez que haga falta.
• Mantened siempre la distancia mínima de seguridad de dos metros con otras personas y evitad aglomeraciones
• Al volver a casa lavaos las manos con agua y jabón. Si lo veis necesario podéis tomar medidas adicionales como limpiar los envases con una solución desinfectando y eliminar los embalajes exteriores.
• Limpiáis frutas y verduras añadiendo al agua unas gotas de lejía según las recomendaciones habituales.