Tarjetas prepago: una herramienta segura para tus compras online
A pesar del uso mayoritario de las tarjetas de crédito y débito en nuestro país, las de prepago cada vez cuentan con más adeptos. Con este tipo de tarjetas, también denominadas monedero, podrás realizar tus compras (en establecimientos y  en Internet) hasta el límite de lo que hayas recargado previamente.
Tampoco podemos olvidarnos de las tarjetas prepago virtuales, opción sin soporte físico en la que dispondrás de un número de tarjeta, fecha de caducidad y CVV, diseñadas específicamente para las compras por Internet. Además, si la vinculas a una plataforma de pago móvil, podrás usarla en comercios tradicionales desde tu teléfono.
Ventajas:
Ideal para compras por Internet. Es muy común usarla de manera exclusiva para el comercio online ya que, si quieres, podrás recargarla únicamente con la cantidad exacta.
Barrera de seguridad adicional. En caso de extravío o uso fraudulento, limitaríamos la pérdida al importe recargado en ese momento.
Disponen de sistemas de autenticación reforzada. En la mayoría de casos, es necesaria la confirmación de la compra mediante la introducción de un código vía SMS.
Mayor control de los gastos. El hecho de tener que recargarla con periodicidad nos hace más conscientes de cuánto estamos gastando y nos ayuda a evitar las compras impulsivas.
No es necesario tener cuenta corriente, a diferencia de las tarjetas de débito y crédito que sí deben estar asociadas a una.
A tener en cuenta:
Al no estar garantizada la disponibilidad de saldo en todo momento, puede que algunas empresas, como las de alquiler de coches y hoteles, no las acepten como medio de pago.
Por el mismo motivo, es posible que no puedas usarla para el pago de suscripciones.
Si viajas al extranjero, asegúrate de que te sea posible recargarla, ya que no tendrás acceso a la red de oficinas y cajeros del banco.
Los plazos de vigencia son más cortos y te tocará renovarla antes.
Infórmate bien de las comisiones aplicables. Además de las habituales, algunas tarjetas estipulan una cantidad fija por cada recarga de saldo.
Sabías que…
Las tarjetas prepago se consideran dinero electrónico, esto es, «todo valor monetario almacenado por medios electrónicos o magnéticos que represente un crédito sobre el emisor» (artículo 1.2. de la Ley 21/2011, de 26 de julio, de dinero electrónico).
Algunos países en vías de desarrollo como Egipto o República Dominicana abonan salarios, ayudas sociales y pensiones con tarjetas prepago para impulsar así la inclusión financiera.
https://clientebancario.bde.es/pcb/es/menu-horizontal/actualidadeducac/blog/tarjetas-prepago.html?blog=/webcb/Blog