WhatsApp cambia los criterios de su nueva política de privacidad y nadie perderá su cuenta aunque no acepte la nueva privacidad

WhatsApp ha cambiado este viernes su política y ha anunciado que nadie perderá la funcionalidad de su cuenta a partir del próximo 15 de mayo, incluso si no acepta su nueva política de privacidad, dando así marcha atrás a lo que venía sosteniendo.

Hasta ahora, WhatsApp había sostenido que aquellos usuarios que no aceptaran su nueva política de privacidad perderían la “funcionalidad completa” de su cuenta a partir del 15 de mayo y no podrían leer o enviar mensajes desde la aplicación.

Esa actualización ha suscitado dudas y bastante desinformación sobre si significaba el acceso por parte de Facebook a datos personales, de contactos o sobre las conversaciones que se mantienen en WhatsApp, la aplicación de mensajería más usada del mundo. Precisamente por la controversia y confusión generadas, WhatsApp ya retrasó a principios de año la fecha límite de actualización, que pasó de febrero a mayo.

Facebook y su popular filial de mensajería han intentado desmentir varias veces que con las nuevas normas vayan a acceder a contenido de mensajes o llamadas, así como a listas de contactos o grupos y a la geolocalización compartida.

Pese a asegurar que no limitará las funcionalidades de la aplicación, WhatsApp dijo que “varias semanas” después del 15 de mayo empezará a enviar “recordatorios persistentes” a aquellas personas que no hayan aceptado los nuevos términos.